TREINTA AÑOS DESPUÉS…

Pasan los años y aún recordamos al legendario dirigente comunitario Antonio Vásquez, quien partió de este mundo sin lograr el sueño de la canalización y construcción del muro de gaviones en las márgenes del río Baní. Una lucha emprendida para proteger la vida de cientos de familias cuyas viviendas fueron construidas en los barrios asentados a la orilla de un acuífero -aparentemente-inofensivo, pero que en épocas de lluvia se torna agresivo, convirtiéndose en un peligro inminente para quienes conviven en sectores como Río Arriba, La Vuelta de la Barranca, Pueblo Nuevo, Villa Majega, Riviera del Sur, Los Melones, La Javilla, Santa Rosa, El Corbanal, Matagorda, entre otros.
Es a partir de esa realidad que surge la necesidad de luchar por una obra vital para los moradores de los citados barrios, ya que cada año, con la llegada de la temporada ciclónica, comenzaban los dolores de cabeza de quienes en muchas ocasiones han vivido en carne propia la tragedia de tener que abandonar sus viviendas dejando atrás sus pertenencias. Fue en esas circunstancias que conocimos a Antonio Vásquez, el luchador incansable, el amigo comunitario que tocaba de manera incansable las puertas de los funcionarios locales para reclamarles la canalización y construcción del muro de gaviones. Sin embargo, han pasado más de treinta años, y la lucha de Antonio Vásquez sigue siendo ignorada por todas las autoridades, incluyendo las presentes, las que continúan indiferentes ante las exigencias de quienes han tomado la antorcha para seguir adelante con este reclamo. Es por ello que han conformado un comité gestor con la intención de ser escuchados por los funcionarios al servicio del Estado, ya que según sus palabras, no pueden conciliar el sueño por temor a un desbordamiento repentino del referido río. Los demandantes de la obra dijeron que ante cualquier desastre natural que puedan atravesar, los culpables de cualquier tragedia serán las autoridades, tanto las que han pasado como las presentes, porque todas hasta ahora se han mostrado indiferentes.
Recordamos que el muro de gaviones ha sido objeto de promesas de campaña, llegando el pasado gobierno a construir un trecho considerable, para luego descontinuarse, a pesar de que la base fundamental de su construcción está en el propio cauce del acuífero. Ojalá que la canalización y construcción del muro de gaviones en el río Baní se cuente entre las prioridades y comiencen a construirlo antes de que el río se desborde junto con la ira de los comunitarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

DomLunMarMiéJueVieSáb
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Noticias populares: